Publicado: 21 de Noviembre de 2016

La Alternaria se caracteriza porque en las zonas atacadas aparecen unas

manchas de color negro o pardas ("negrón"), bien delimitadas, que en

algunos casos pueden estar rodeadas por una o varias aureolas concéntricas

amarillentas. Estas manchas van creciendo y se van secando.

Ejemplo: Alternariosis en Lantana. Manchas redondeadas en hojas de color

marrón. Hay tratamientos preventivos en cuanto se adviertan las primeras

manchas.

En los tejidos afectados suelen aparecer unos puntos negros, que son los

conidióforos que van a asegurar la reproducción del hongo.

Las plantas mal alimentadas son las más propensas al ataque de este hongo.

Descargar archivos