La eclosión de la oruga procesionaria

657 96 20 46
La eclosión de la oruga procesionaria

El mantenimiento integral de comunidades en Alicante también se encarga de labores de jardinería. Estas labores de mantenimiento son fundamentales durante el otoño y el invierno si en nuestra comunidad tenemos pinos. Y es que los pinos son el hábitat natural de la oruga procesionaria, aunque en los últimos años también se les ha visto en otras especies de árboles. Las orugas nacen a principios de otoño y no será hasta la primavera que se convertirán en mariposas. Se caracterizan por un color marrón y por ir siempre en fila una detrás de otra, de ahí su nombre.

El mantenimiento integral de comunidades en Alicante se encarga de estos animales porque pueden ser bastante perjudiciales para los seres humanos y nuestras mascotas. Ante la alarma, es importante destacar que las orugas procesionarias no muerden ni atacan al ser humano. El problema proviene de los pelos de los que está recubierta, que puede provocar alergias y ser venenoso, cuando las mismas lo expulsan al sentirse atacadas.

En las ocasiones más graves, tras la ingesta de la oruga por un perro ha podido provocar la muerte de un animal. Lo más habitual es que genere rojeces, hinchazón y molestias en la piel, algo también habitual en niños si se dedican a jugar con las mismas. También hay que tener cuidado si nuestro perro babea más de lo normal o tiene inflamación en la boca o los labios.

Si llamamos a una empresa de mantenimiento de jardines como Mantenimientos y Jardinería La Jara, sus profesionales se encargarán de la oruga procesionaria y no tendremos que preocuparnos por ella. 

haz clic para copiar mailmail copiado